Categorías
Comercial Noticias

Vuelo exitoso del ala volante con forma de V

Periódicamente nos bombardean con nuevas y prometedoras ideas de aviones del futuro, muchas de las cuales no pasan del papel, o más propio para los tiempos que corren, del modelo –render– 3D. Sin embargo la Universidad de Delft, en colaboración con la aerolínea KLM, presentó durante el centenario de la misma un novedoso concepto de ala volante como avión del futuro. Y por lo pronto han pasado de los modelos en 3 dimensiones al modelo a escala reducida para comprobar cómo de bien (o de mal funciona). Y este verano ha realizado su primer vuelo.

Después de una campaña de ensayos en tierra y en tunel de viento y multitud de ajustes en Países Bajos, el equipo holandés se desplazó a una base aérea alemana para realizar los ensayos en vuelo. El líder del proyecto, Dr Roelof Vos, junto con su equipo y uno de Airbus probaron el modelo eléctrico, de 3m de envergadura y más de 20 kg de peso, un modelo suficientemente grande para que sea representativo, para determinar sus características de vuelo. Uno de los miedos que tenían, cuenta el doctor, es que, según algunos resultados de algunos análisis, la aeronave tuviera problemas para realizar la rotación. Sin embargo la aeronave se fue al aire sin más problemas al alcanzar los 80km/h. De hecho el ensayo se considera un éxito, puesto que los ángulos, velocidades y parámetros de vuelo fueron iguales a los predichos por análisis, aunque la toma fue un poco dura. Eso sí, los ensayos no salen nunca bien a la primera, de hecho llevó una semana ajustar la posición del centro de gravedad y la posición de la antena, para recibir todos los datos de telemetría. Los ensayos también han confirmado que el avión es propenso al balanceo del holandés, y que deben seguir trabajando para mejorarlo.

La V volante
La V (o la Λ) volante presentada por la universidad de Delft durante el centenario de KLM promete consumir un 20% menos de energía

KLM, la aerolínea de bandera neerlandesa, está celebró su 100º aniversario el año pasado. Y fue durante los KLM Experience Days, celebrados por este motivo del 3 al 13 de octubre de 2019, durante los cuales la Universidad Técnica de Delft presentó el modelo a escala de su revolucionario diseño así como su propuesta para la cabina del mismo.

Por su aerodinámica y estructura aligerada, que incorpora un uso extensivo de estructuras “orgánicas”, promete necesitar un 20% menos de energía que los aviones actuales para poder volar.

La cabina
Uno de los problemas que suelen encontrar los diseños tipo ala volante es la presurización de la cabina, difícil en secciones no circulares o elípticas. El diseño en forma de lambda de Delft lo soluciona utilizando dos cabinas tubulares de sección elíptica a lo largo de cada una de las patas de la lambda.

Cada una de las secciones tubulares incluye cuatro tipos de asiento, incluyendo asientos de grupo, con una mesa entre ellos, asientos que pueden adoptar distintas posiciones (incluso la de cama plegable) , también para la clase económica, y por supuesto la clase bussiness, acomodada en la parte delantera, justo tras la cabina de los pilotos.

El profesor Peter Ving y el ingeniero de diseño industrial Thomas Rotte desarollaron el concepto de las cabinas ovales para hacerlas ligeras y cómodas para el pasaje. Vink dice que “la cabina de la V volante puede ser dispuesta para cumplir con las necesidades del cliente, bien de manera tradicional, como en los actuales Airbus A350, bien de una manera radicalmente diferente. El objetivo de nuestro concepto de diseño para la V volante es mejorar la experiencia de los pasajeros con el menor peso posible y acomodando tanta gente como el 350. […] El concepto incluye cuatro tipos de asientos: camas, asientos grupales, asientos individuales o lounge areas. Se aprovecha la forma oval para crear camas y posicionar los asientos alineados con la posición de vuelo, y evitando así que los pasajeros estén sentados hombro con hombro”. El sistema de la cama está pendiente de patente.

Hay que tener en cuenta que todos estos modelos documentados arriba son anteriores a la crisis sanitaria causada por la COVID-19, y sería interesante saber cómo piensan hacer evolucionar estos interiores, para adaptarse a las nuevas necesidades.

El modelo a escala
El modelo se presentó en la conferencia de la asociación internacional de transporte aéreo (IATA) en Seúl, en junio de 2019 pasado. Desde entonces los ingenieros, técnicos y estudiantes han estado construyendo un modelo a escala de 3 metros de envergadura y más de dos de largo, para continuar con los ensayos aerodinámicos sobre el mismo, así como el mejor ángulo de despegue y aterrizaje o su comportamiento ante perturbaciones externas (estabilidad).

Solventado el problema de la presurización al tener el diseño descrito arriba, se han planteado dudas como si las aceleraciones aparecidas por estar sentados lejos de la línea de simetría del avión serían desagradables o no para los pasajeros. Pero recientes estudios llevados a cabo con Airbus parecen indicar que no. Sin embargo esto pone de manifiesto que rediseños tan radicales en la forma del avión hacen necesarios ensayar absolutamente todo y no dar por supuesto nada.

Lo interesante de este concepto de avión es que con su novedoso diseño necesita, respecto un diseño actual, un 20% menos de energía para volar. Habría que añadir además los nuevos avances en motorización (tal vez motores prop fan o geared turbofan) junto con las propuestas de otros combustibles (como biocombustibles, que absorben durante su producción el CO2 producido por la quema del combustible obtenido en un ciclo anterior, logrando que el balance global de CO2 tienda a cero), o incluso motorizaciones más radicales, como eléctricas o de hidrógeno, para comprobar cómo de ecológico puede llegar a resultar este diseño.

Fuentes:

Please follow and like us:

Deja una respuesta