El aire es blando, la tierra es dura.

También se puede expresar de este otro modo:

 

Da igual la cantidad de veces que lo compruebes: Si enfrentas una aeronave al suelo, este último siempre gana.

 

Y como algunos son unos incrédulos, les presentamos un vídeo que lo demuestra empíricamente.

 

 

Deja una respuesta